Blog

Café Honoré y la cata, el elemento imprescindible para juzgar los buenos vinos

Para la clasificación y valoración de los vinos, la cata sigue siendo un elemento de juicio imprescindible. Café Honoré ofrece a toda su exclusiva clientela todos los viernes del año cata de vinos internacionales, en horas del almuerzo y cena, entre ellos; vinos hondureños, españoles, californianos, italianos, franceses, chilenos, argentinos, entre otros. Compartimos contigo datos interesantes con respecto a la cata de vinos.

Al momento de realizar la cata, los vinos se ofrecen ciegos; es decir, sin etiquetas. El catador se habrá abstenido, varias horas antes de la cata, de fumar o tomar café, té; igualmente, de usar perfumes, jabones olorosos o lociones. La sala de cata debe estar silenciosa y desprovista de cualquier olor.

Se sirve un poco de vino en un catavino, una copa adecuada, y procederá a dar un suave movimiento circular para que el líquido empape todo el cristal.

La primera observación será del color. Si el vino tinto es rojo púrpura, con matices violeta, este es joven y no ha madurado suficientemente; si es rojo ladrillo, este tiene mínimo dos o tres años. Igualmente observará la pureza, limpieza, transparencia y si se forman "lágrimas" en las paredes del cristal, lo que indica un vino licoroso. Finalmente comprobará si se forman burbujas que indiquen la presencia de gas carbónico.

Posteriormente, el catador huele el vino sin agitar la copa, repitiendo la operación imprimiéndole ahora un fuerte movimiento rotatorio. El aroma desprendido se clasifica en tres tipos: primario, correspondiente a la cepa; secundario, procedente de la fermentación, y el bouquet propiamente dicho, producto exclusivo de la crianza.

Finalmente, el catador tomará un pequeño sorbo de vino, que "borboteará" - acción de aspirar por una fina rendija de los labios, de forma que el aire pase a través del líquido -, aspirando el aroma, procederá a pasear el líquido por toda la boca, frotando la lengua con el paladar, a fin de comprobar si el vino "se engancha"; es decir, si es áspero o tánico. Finalmente, escupirá el sorbo para poder calificarlo como bueno o malo.

Entre las pruebas, el degustador se enjuagará la boca con agua natural y tomará un poco de pan no tan dulce ni muy salado. No se debe comer queso porque sobrevalora el vino.

Si deseas conocer más a fondo este curioso proceso te invitamos a que nos visites en Café Honoré y te deleites con los más exquisitos vinos. Colonia Palmira Avenida República de Argentina 2239-7566/67. Te esperamos.

Tags:

Desde 1993 un excelente lugar para pasar un rato agradable con familia o amigos, en un ambiente seguro, urbano y moderno.

Quiénes Somos

Restaurante

Lunes a Jueves
8:30 a.m. a 10:00 p.m.
Viernes a Sábado
8:30 a.m. a 11:00 p.m.

Servicio a Domicilio

 Lunes a Sábado
 8:30 a.m. a 8:00 p.m.

  Tel. 2239-7566/67

Flores y Canastas